#Nolesvotes Ni PP, ni PSOE, ni CiU



Transcribimos el último comunicado de #nolesvotes tras las tergiversaciones de la prensa tradicional y generalista en los días de ayer y de hoy:

OBJETIVO DE #NOLESVOTES:
Las personas que apoyamos a la iniciativa #nolesvotes desde sus inicios, a la vista de la catarata de tergiversaciones vertidas por políticos y medios de comunicación, queremos recordar y subrayar que la iniciativa en ningún modo promueve la abstención, y que surgió para hacer una llamada al ejercicio del voto responsable el próximo 22-M. La iniciativa pide específicamente que no se vote a los partidos que responden a intereses distintos a los de la ciudadanía: PP, PSOE y CiU, pero recomienda que en su lugar se examinen otras opciones. La iniciativa no pide el voto para ninguna opción concreta: el voto es responsabilidad de cada ciudadano.

HAZ DE TU PÁGINA UN CARTEL ELECTORAL:
Las calles están llenas de carteles electorales, pero muchas personas no se ven representadas en ellos: la intermediación hizo que la política sea cada vez más lejana al ciudadano. Para subsanar tal déficit democrático, proponemos que todo ciudadano que así lo desee pueda convertir su blog, su web, su muro o su twitter en un “cartel electoral” del movimiento. Si quieres respaldar esta iniciativa, convierte tu sitio en Internet en un cartel electoral antes de las 24 horas del próximo día 20 de mayo, con el logotipo de #nolesvotes o de las plataformas con las que simpatices, y el texto “ni PP, ni PSOE, ni CiU”.

COLABORACIÓN DISTRIBUIDA:
Te invitamos a copiar este texto y construir páginas de enlaces que referencien todos los sitios que dan apoyo a la iniciativa. De igual modo, invitamos a los demás colectivos que comparten nuestra propuesta a que lleven a cabo acciones similares. La fuerza de la red reside en la distribución y colaboración entre sus nodos.

TÚ ERES EL ALTAVOZ:
Tan importante es la red como la calle: no te limites a actuar en internet. Levántate y explícaselo a todos tus conocidos, especialmente a aquellos más vulnerables a la propaganda en los medios de comunicación masivos.
ACCIÓN. No te quedes en casa el domingo 22. Sal a la calle y ejerce tu derecho al voto. No votes a quienes, actuando abiertamente en contra de la voluntad e intereses de los ciudadanos, han convertido la democracia en una burla de sí misma. Por la participación democrática activa: ni PP, ni PSOE, ni CiU.

#nolesvotes

MÁS INFORMACIÓN
Manifiesto de #Nolesvotes | http://www.nolesvotes.com/
Wiki colaborativo #nolesvotes | http://wiki.nolesvotes.org/wiki/Portada
Twitter #nolesvotes | http://twitter.com/#!/search/nolesvotes
Facebook #nolesvotes | http://goo.gl/4Nmj1
Material gráfico #nolesvotes | http://goo.gl/dbGAb

 

Nos sumamos al Manifiesto por una Red Neutral



(Si te sientes cómodo y representado por este texto, dale toda la difusión que puedas y quieras: reprodúcelo, enlázalo, tradúcelo, compártelo, vótalo… todas esas cosas que puedes hacer con total tranquilidad y libertad gracias, precisamente, al hecho de que tenemos todavía una red neutral. Hagamos posible el seguir teniéndola)

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:
1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.

2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.

3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.

4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.

5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.

6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.

7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.

8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.

9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.

10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.

11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

 

Nace Nación Red

Hoy nace Nación Red, en palabras de sus promotores, "Un medio para los que hacen y viven Internet".
Se trata de un blog colectivo del Grupo Weblogs S.L.promovido por Jesús León, David Ballota, Julio alonso, Manuel M. Almeida... y otros sospechosos habituales que cubren a fondo los temas de naturaleza política que realmente preocupan a los ciudadanos digitales.



Recomiendo estos dos de los primeros posts que he leído, verdaderas declaraciones de intenciones del futuro contenido del blog:
¿Por qué nación Red?, de Julo Alonso
Internet: democracia participativa, democracia directa, de Manuel M. Almeida

En relación con este último post os dejo un pequeño extracto:

el futuro gobierno democrático será un gobierno de redes, un modelo que imite y se ejecute a través fundamentalmente de Internet. Es decir un gobierno de voces y de acciones más que de votos; y de personas más que de ‘representantes’.


Así sea.

 

Presidir Europa con churras, merinas y lo que quepa



Este artículo iba a ser publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife del 2 de marzo de 2010. Cambios en la dirección del periódico dejan su publicación y la de los sucesivos en standby hasta nuevo aviso. A pesar de que nos gustaría seguir colaborando con Erick Canino y el equipo que ha montado en el último año de momento no sabemos si esto será posible. Desde aquí queremos agradecer a Mourtauck y a Erick su amable invitación a participar en estos 14 artículos que hemos publicado semanalmente hasta la fecha. La imagen que la ilustra es, como de costumbre, del gran Óscar González, Nino.

El ejecutivo español se luce ante el Consejo de Europa con una nota que equipara la vulneración de la propiedad intelectual con la pedofilia y el racismo.

Para España ostentar la presidencia de la Unión Europea significa que, hasta el 30 de junio de este año de nuestro Señor, los representantes patrios en el Consejo y sus órganos subsidiarios (comités y grupos de trabajo) son los responsables de fijar el orden del día y de presidir las aproximadamente 3.000 reuniones que tendrán lugar en Bruselas y Luxemburgo, y las 300 que se celebran en España. Un gran encargo que, como pueden suponer, multiplica la repercusión de cada gesto, cada palabra, cada mirada y cada silencio de complicidad, respecto a casi cualquier materia de debate político. Y obviamente, de forma simétrica, también encierra la posibilidad de hacer el ridículo de forma internacional, y nos permite gritar a los cuatro vientos nuestra inoperancia, ignorancia o insensatez sobre cualquier asunto. Ya se lo dijo el Tío Ben al hombre araña: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Saber estar a la altura de las circunstancias, esa rara virtud de los políticos de nuestros tiempos, no es exactamente lo que demostramos el pasado 19 de febrero, cuando el Gobierno español equiparó nada menos que la vulneración de la propiedad intelectual con cuestiones tan graves como la pedofilia o la propaganda fundamentalista y xenófoba. El polémico y desafortunado documento, se titulaba ¿Cómo combatir las violaciones de la propiedad intelectual y los contenidos xenófobos y racistas y de pornografía infantil en Internet? Lo que viene a ser mezclar en un mismo saco, churras y merinas con chernes, abades y pámpanos, bajo una falsa y pretendida apariencia de preocupación y coherencia. Esa fórmula de expresar opiniones de forma completamente indocumentada, que a veces funciona a nivel nacional porque la oposición tampoco tiene una propuesta definida, a nivel europeo es extremadamente grave para nuestra imagen. Por un lado porque dejamos claro que nuestra idea de Internet es apocalíptica, tergiversadora y tristemente limitada. Por otro porque el encargado de escribir un documento así no tiene absolutamente a nadie que le corrija, o peor aún, quien debe corregirle está de acuerdo con semejante memez.

En respuesta a este sancocho, la “Red SOStenible” creada en respuesta al Anteproyecto de ley de Economía Sostenible –del que ya nos hemos ocupado en otros artículos-, publicó un comunicado el pasado día 25 de febrero, que suscribo y en el que se puede leer que “El documento ha provocado indignación dentro del Consejo por su claro cariz propagandista y por el evidente intento de justificar a nivel europeo, a través de la burda criminalización, las operaciones de apoyo incondicional a los lobbies de la industria cultural que España quiere llevar a cabo dentro de su territorio a través de la DF1 de la LES.”

A pesar de que nuestro Gobierno ha demostrado una afinidad obscena con los grupos de presión de la cultura, afortunadamente en Europa tienen claro que la fórmula española de las sociedades de gestión de los derechos de autor y sus maniobras torticeras no son un modelo a seguir. Lo que no está tan claro es si como europeos, a pesar de la vergonzante nota española, podremos evitar sucumbir a los lobbies norteamericanos y su Informe 306, que nos cuelgan la etiqueta de pirata a toda la sociedad española. El objetivo es seguir presionando a favor de unas leyes de copyright hechas a la medida de su industria pero muy alejadas de los intereses tanto de los creadores europeos como de sus ciudadanos. Como dijo Pitágoras, “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.

 

La insoportable neutralidad de la red



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 23 de febrero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

La neutralidad de la red comienza a sufrir ataques desde varios frentes. El valor de los contenidos y de la innovación se supeditan a los intereses económicos de los proveedores de acceso.

Los cortes de luz que sufrimos en Tenerife la semana pasada fueron provocados por varios temporales, que afortunadamente han encendido nuestras alertas naranjas -amén de provocar cuantiosos daños materiales- y lamentablemente han causado decenas de muertos en Madeira. Según el proveedor eléctrico los motivos de dichos cortes han sido varios, pero el principal es que las instalaciones de Unelco se han visto anegadas por el agua. Ahora imaginemos que los cortes de luz no fueran provocados por una fuerza de causa mayor como las borrascas, sino por el interés comercial de la compañía eléctrica. Por ejemplo, porque unos clientes con los que tiene suscritos contratos le resultan más interesantes que otros, y ello le obliga arbitrariamente a desabastecer de luz a unos mientras que premia a otros. ¿Qué clase de reacción tendríamos si esto fuera así? ¿Nos sentiríamos manipulados? ¿Protestaríamos?

A otra escala y en el ámbito de las telecomunicaciones, pero con las mismas repercusiones sobre los derechos de los ciudadanos, esto es exactamente lo que comienza a proponer la compañía Telefónica para nuestro país. Hace unas semanas su presidente César Alierta declaraba sin ningún recato que "los buscadores de Internet utilizan nuestra red sin pagarnos nada. Y es evidente que eso no puede seguir (...) Eso va a cambiar". Cuando dice nuestra red se refiere a la de Telefónica, olvidando que esa red, el antiguo monopolio, la hemos pagado todos los españoles con nuestros impuestos, vía subvenciones y facultades otorgadas al operador dominante, y a cambio de sus facturas abusivas y desproporcionadas para el servicio que prestan, a la cola de Europa en su oferta de calidad (velocidad de red) -precio. Y encima a nuestro ministro de industria la idea le parece interesante.

Esta propuesta indecente y demagógica, se hace saltándose un principio básico para el funcionamiento hasta ahora de Internet, el principio de neutralidad de la red, que promulga que toda información que circule por ella debe ser tratada por igual, independientemente de su origen, destino y contenido. De acuerdo con este principio la red debería estar libre de restricciones para asegurar la libertad de los usuarios. En palabras de Vint Cerf, co-inventor del Protocolo de Internet, "Internet fue diseñada sin ningún guardián sobre nuevos contenidos o servicios. Una suave pero aplicable regla de neutralidad de red es necesaria para que Internet continúe creciendo".

Volviendo al símil de la red eléctrica, ¿imaginan una red que solo nos permitiera afeitarnos con maquinillas Phillips o calentar la sopa con microondas Saivo? Si la red de Internet no es neutral acabaremos utilizando los servicios y consumiendo los contenidos que le interesan comercialmente al proveedor de servicios de Internet de turno, en este caso Telefónica. Por ejemplo, si Telefónica desarrollara un buscador propio, por malo que fuera, sería el que acabáramos utilizando. Ello porque tiene una clara capacidad de influencia en el funcionamiento de sus alternativas (Google, Bing, Yahoo, AskJeeves…) quienes podrían ver mermado, cuando no restringido, el acceso a sus servicios (lentitud, inaccesibilidad, caídas…). En definitiva, los usuarios perderemos capacidad de decisión, libertad de acceso y además se perderán los incentivos a desarrollar proyectos innovadores basados en la red, toda vez que el filtro del proveedor será quien determine qué servicios y contenidos son adecuados, competitivos o rentables.

El debate sobre la neutralidad de la red no es nuevo pero empezamos a ver posicionamientos claros de las empresas que tienen influencia en su evolución. Como siempre, el posicionamiento de los usuarios, hasta ahora sumisos y pasivos, seguramente será clave para evitar que Internet se convierta en esa cueva de intereses e influencias que es el mundo offline. Ustedes, ¿de qué lado están?

 

Absolutamente sin línea



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 16 de febrero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

El estatus de conectado o desconectado (online-offline) ha dejado de ser una capacidad exclusiva de los dispositivos electrónicos. La cuestión es si los seres humanos realmente podemos elegir .


Ustedes tienen frío, tanto frío como yo al menos. Tal vez incluso miedo pero por motivos distintos. Hay algo iracundo en la temperatura de los lugares inhóspitos. En especial si te encuentras cerca del Teide un sábado de carnaval. ¡Que empecinamiento en hacerte sentir que esa no es tu casa! Pero una vez que cruzas la frontera de la comodidad cotidiana, del chaise longue amigo, se encadenan motivos, recuerdos futuros y plagios de memorias que no puedes desatender con baúles y disfraces de otros. Al final acabas dudando con un rotundo y preciso ¿cuál es mi casa? O peor aún, ¿qué es mi casa? Reflexionaba hace poco el gran divulgador Eduard Punset con una de sus míticas sentencias: "Investigaciones científicas han demostrado que los monos cambian de opinión con facilidad. Los hombres raramente lo hacen, y sin embargo ese hecho es la base de la innovación". No sé si huir del Carnaval de Santa Cruz es una innovación pero desde luego es un cambio de opinión. Y confirmo que muy estimulante.

Así que desvarío un poco y concluyo que ser Ramsés II es complejo. Se puede proponer el puerto de Granadilla, rotondas legendarias, ecomuseos, calles de la noria y anillos insulares. Todo insolente elegido democráticamente necesita su templo de Abu Simbel. Y su pira. Pero aquí no hay ni fósforos ni cobertura para contárselo a nadie. No hay psicólogo, ni camarero, ni la madre que parió al último aguerrido cernícalo que tuvo la tentación de magullar al hombre más cercano. Lo que hay es un ladrido, una vieja melodía de Chopin y un aullido, cuyo jadeo próximo es una erosión, una versión, una falta de ortografía en mitad de un parque protegido sin vallas. Hay una piedra apoyada con un grabado del memorable ser humano que puso una encima de la otra. Hay un semáforo pintado que morirá con el viento, y una dama que lleva calabazas a su asalariado inmigrante, taciturno y sin malditas ganas de conocer los senderos que le rodean. Que nos rodean.

Llevo desde el lunes pasado cinco días conectado a tope, pendiente de los mails, de las llamadas perdidas y SMS, por ordenador, fijo, móvil y cañón, por ADSL, 3G, WIFI y seiscientos acrónimos más, para darme cuenta de que lo que preciso es esta desconexión. No por estar cerca de los agentes del SEPRONA o de ICONA -uno ya ni sabe las siglas que le protegen-, ni lejos de los Fregolinos o de las comparsas, sino simplemente dejar de estar conectado. El recóndito placer de encontrarnos offline y tal, con la soberbia que ello implica y asumo. Encontrar un momento en el que algún dispositivo declare: "Sin línea absolutamente, absolutamente sin línea". Entre la adicción y la fricción hay una delgada línea roja. Mi jornal se va, en plan despilfarrador, en buscar una forma de adivinar otros días, de caminar por los caminos y de tratar a los viandantes. Y de pronto te encuentras con una chimenea regentada por una tal Carmen en Los Partidos, con cara de Manolo García, al grito de "Canta por mí / si no estoy yo aquí" o "Tu mirada vuela. Vuela, calma, vuela. / En las calles es una flecha que alivia el tiempo de los poetas".

Las lejanas luces van decayendo, son capaces de agonizar como los quinqués, sin planes quinquenales ni estrategias de ahorro del operador mayoritario. Las luces naturales son más listas y díscolas de lo que podemos vaticinar. Y murieron antes de que las viéramos. Esa suerte tuvieron.

 

Limbos mediáticos



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 9 de febrero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

Los medios de comunicación atraviesan una crisis de identidad y financiera. Su falta de adaptación a la tecnología es una de las claves para entender el trance.

Tengo un buen amigo esquimal que es periodista de carrera, profesión y espíritu -no como yo, un intruso amateur-, y que se encuentra actualmente en un limbo laboral. Tu trabajo es muy bueno, le señalan, queremos contar contigo, resaltan. Pero la cosa está muy malita, no se generan ingresos por publicidad y no sabemos si te podremos mantener en la plantilla, concluyen sus empleadores. No es el único caso que conozco. Otra amiga se encuentra haciendo televisión con un contrato temporal y precario, después de haber pasado por varias redacciones de periódicos insulares y algún gabinete de prensa del Gobierno de Canarias.

El periodismo del siglo XXI -digital y tradicional- y sus modelos de negocio se encuentran también en un limbo con mucha falta de definición. La absoluta incapacidad del sector para adaptarse a la red en todos los ámbitos (identidad propia, financiación, publicidad, estructura y organización empresarial…), ha propiciado la entrada de nuevos y numerosos operadores externos que le han ido comiendo terreno. Todo ello mientras los catedráticos de comunicación discutían sobre la escasa capacidad de un medio joven como Internet para asegurar la veracidad de la información. "The times they are a changin" cantó Dylan hace ya treinta años, y nadie pareció escucharle.

La casuística nos muestra nuevos modelos que han corrido suertes dispares. Un reciente fracaso es el de Soitu, la magnífica plataforma dirigida por Gumersindo Lafuente, que vio como en 2009 la crisis mundial cortaba la financiación de su mayor accionista, el BBVA. A pesar de haber innovado en la forma de estructurar el contenido, de comunicarlo y de fidelizar a sus usuarios creando comunidad, su impaciente inversor no esperó a ver los frutos de una aventura que resultaba prometedora. Y Rupert Murdoch intentando autoexcluir los resultados de sus medios en Google, toma ya. Como no todo va a ser malo, en el lado de los triunfos podemos destacar a 20 minutos, decano de los diarios gratuitos españoles, que cumplió diez años de vida el pasado tres de febrero. Toda una hazaña para los tiempos que corren en la industria mediática.

Pero al margen de los modelos de negocio, la función pública del periodismo se cuestiona en un mundo en el que todos somos consumidores y productores de información, en el que cada ciudadano es un periodista potencial. El profesor de Harvard, Laurence Lessig, afirmaba en una reciente entrevista que "El periodismo es un bien público y necesita financiación institucional". Y además proponía la tecnología como herramienta de fiscalización política, "porque hacen una labor social. Sin los medios libres y con periodistas formados no se entiende la democracia". Yo dudo mucho que la financiación institucional fomente los medios libres, no al menos en Canarias. Quizá porque tristemente tenemos ejemplos muy cercanos que demuestran lo contrario. Respecto a los periodistas formados, hay cientos en el limbo de la precariedad, y eso con suerte.

Sospecho que a mi amigo, por muy esquimal que sea, los discursos sobre la labor democrática y de control público del periodismo le dejarán helado cuando se encuentre en el paro. Él lo que quiere es trabajar como periodista. Y dudo que se consuele con poemas como este de T.S. Eliot: "¿Dónde está la sabiduría / que se nos ha perdido en conocimiento? / ¿Dónde está el conocimiento / que se nos ha perdido en información?"

 

Exposición de Puticlub Visual

Reproduzco la invitación de Nino a la exposición de Puticlub Visual que se inaugura mañana en La Orotava, a las 20:00, y a la que asistiré D.M.

 

Los límites del monopolio



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 2 de febrero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

Las entidades de gestión de derechos de autor actúan como un monopolio mientras maltratan a sus usuarios y consumidores. ¿Quién es el pirata?


Me voy a atrever y aún a riesgo de ir contracorriente, en un alarde de valentía sin límites, no voy a hablar del nuevo iPad de Apple. En mi opinión estar convencido de que Internet debe ser un bien público, como la luz y el agua, debería ser el primer requisito para ser Ministro de Cultura en el siglo veintiuno. Ya veremos si también lo será en el veintidós, dependiendo de nuestra sostenibilidad. ¿Cómo vamos a desperdiciar la mejor oportunidad que ha tenido el ser humano de distribuir el conocimiento? ¿Cómo puede permanecer ajeno un gobernante al primer atisbo de democratizar las luces tras tanto tiempo de sombras?

Esto que parece muy obvio y de cajón está lejos de ser una realidad en nuestro país por muchos motivos. Entre ellos el funcionamiento arcaico de las entidades de gestión de derechos de autor, como -prepárense para la sopa de letras- AGEDI, AIE, AISGE, CEDRO, DAMA, EGEDA, VEGAP… y la omnipresente SGAE. Por si había alguna duda, un reciente informe de la Comisión Nacional de la Competencia, declara que éstas realizan su actividad desde una posición monopolística, lo que reduce claramente sus incentivos a operar de modo eficiente. Pero lo verdaderamente grave es que lo hacen con la connivencia de los políticos y del gobierno actual, que se ha cubierto de gloria con la Ley de Economía Sostenible, saltándose a la torera la función jurisdiccional. Como las sentencias que promulgaban los jueces no favorecían sus intereses, las entidades han presionado a la ministra Sinde para que elimine a los molestos y traicioneros tribunales. Así que al estilo deidad, gestionan derechos, regulan el sector y juzgan a los usuarios, lo que nos equipara a alguna dictadura asiática y a varias repúblicas bananeras. Sencillamente intolerable.

La semana pasada se celebró la Campus Party Brasil 2009, y entre otras perlas, me quedo con esta sentencia de Alfredo Manevy, Ministro de Cultura interino del país anfitrión: "En Brasil el 90% de la población no va a las bibliotecas, cines y teatros. Con Internet sí podrán conocer la cultura. En los últimos años se ha creado una clase media con más de 40 millones de habitantes. No los podemos traicionar cerrándoles las puertas. Esto no es un país de 40 millones de piratas, sino de gente con ganas de conocer"

En España no solo no lo tenemos así de claro, sino que estamos a años luz de tener una visión integradora, social y productiva de la tecnología, gracias al lastre ridículo de una elite seudo intelectual, que ha decidido que el comercio de sus obras está por encima del acceso universal a la cultura. Nos arrepentiremos de lo que estamos haciendo, con o sin iPad. Dejo a su criterio si somos 40 millones de piratas o gente con ganas de conocer.

 

Carta de Red SOStenible a la Judicatura



“Con la venia de Sus Señorías:

Dirigimos la presente carta a todas las Asociaciones Judiciales, así como a todas y cada una de las personas que ostentan en España el cargo de Juez o Magistrado. La escribimos desde la plataforma Red SOStenible, creada recientemente por un grupo diverso y heterogéneo de personas, -profesionales de la creación artística, de la informática, del mundo empresarial y jurídico, trabajadores y trabajadoras de toda condición- todas ellas preocupadas por algunas iniciativas que ponen en riesgo Libertades y Derechos Fundamentales consagrados en nuestra Carta Magna y, particularmente, la Disposición Final Primera del Anteproyecto de la denominada Ley de Economía Sostenible”.

“Nos dirigimos a usted por cuanto consideramos que dicha iniciativa supone un atentado a la separación de poderes y a las competencias que actualmente tiene constitucionalmente asumidas el Poder Judicial, cuyos integrantes suponen los más inmediatos garantes de nuestros derechos constitucionales.

La razón fundamental de todo ello es que dicha Disposición Final Primera, que con la excusa de la propiedad intelectual, atribuye a un órgano administrativo la facultad de interpretar las disposiciones de la Ley de Propiedad Intelectual, en cuanto a sus infracciones, al margen del criterio judicial y decretar la interrupción de servicios de la sociedad de la información, tales como el cierre de páginas web. Dicha previsión puede atentar a la facultad exclusiva de los jueces, reconocida en el art. 20.5 CE, de acordar el secuestro de cualquier medio de información.

La comentada norma supone la quiebra de dicho precepto y, por tanto, de la configuración constitucional de la Libertad de Expresión; de la separación de Poderes que se consagra en nuestra Carta Magna, dado que el cierre de medios de información como páginas web es una facultad atribuida al Poder Judicial; y de la separación de jurisdicciones.

Los conflictos en materia de propiedad intelectual han de ser resueltos ante la Jurisdicción Civil/Mercantil o, en los casos graves, ante la Jurisdicción Penal, ya que ambas ofrecen mecanismos ágiles para defender los derechos de propiedad intelectual, pero no ante la Jurisdicción Contencioso-administrativa. El procedimiento sumarísimo de 4 días previsto en el anteproyecto no reúne las debidas garantías, al privarse al Poder Judicial de la posibilidad de sopesar adecuadamente, con rigor y con sosiego, si concurren los elementos necesarios para suspender cautelarmente un derecho fundamental como es la Libertad de Expresión.

Por todo ello, el colectivo Red SOStenible le invita a informarse y, si lo considera oportuno, en la medida de su ámbito de actuación, poner su grano de arena a fin de que este atropello a nuestras Libertades y Derechos Fundamentales no se perpetre.

Confiando en la Justicia con mayúsculas, desde Red SOStenible transmitimos un respetuoso saludo a Sus Señorías”.

 

Patadas al Huso Horario y su costumbre



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 26 de enero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

Las plataformas televisivas digitales imponen la ley de sus horarios sin atender a razones. La movilización de los afectados puede ser la única medida de presión viable

Mi padre pronuncia algunos aforismos desde que tengo uso de razón, que sigue a rajatabla y defiende con vehemencia, a saber: está demostrado que el mejor helado del mundo es el de vainilla, al lado de Elvis cualquier cantante de Rock and Roll no tiene nada que hacer, y el mejor jugador de fútbol de la historia, con sobrada diferencia sobre sus conocidos perseguidores, ha sido Don Alfredo Di Estefano. En relación con el deporte rey tiene además otra máxima sobre el mejor horario para los partidos de fútbol de los domingos. Sin duda ese es el de las cinco de la tarde. Ya nos lo dijo Lorca, ¡Ay, qué terribles cinco de la tarde! ?

Lamentablemente la opinión de mi padre le importa un bledo y varios pimientos a la Liga de Fútbol Profesional, a las plataformas digitales de televisión y al resto de clubes de fútbol que juegan en la máxima categoría del balompié patrio. Pero no solo la de mi padre. También la de miles de seguidores de un equipo, que se ven abocados cada domingo a comportarse como escandinavos tras el cambio climático. Es decir, a comer a una hora absurda en nuestra cultura, a soportar los rigores del calor en la grada y a hacer colas eternas en las entradas, porque obviamente todos se agolpan para llegar a última hora con el gaznate saturado. Y ello porque comprar derechos sobre unos contenidos da carta libre para pisotear los de otros.

¿Recuerdan aquel cántico que hizo famosa una campaña publicitaria de una plataforma digital? "Me gusta el fútbol, los domingos por la tarde es la mayor de mis aficiones, con las faltas y lo goles se desatan las pasiones". Puede que pronto lo cambiemos por un "Desprecio el fútbol, los domingos por la tarde es la mayor de mis obligaciones, con la solana y las prisas se desatan las arcadas".

El problema triangular es el siguiente: las plataformas de televisión digital pagan los derechos televisivos y establecen el horario, la Liga de Fútbol Profesional hace de testaferro de aquellas para que no decaiga el negocio, y finalmente los Clubs de Fútbol, que viven de esos derechos televisivos, están obligados a cumplir el horario impuesto. A todo esto se suma que el Club Deportivo Tenerife es un equipo recién ascendido a primera, y su capacidad de influencia en el teatrillo de los clubes es idéntica a la mía en la junta de accionistas del Banco Santander.

Así que las soluciones posibles son las siguientes. La primera quedarnos como estamos sin rechistar y seguir sufriendo los rigores que nos imponen las televisiones de pago. La segunda esperar a que la diplomacia del club convenza a las plataformas digitales y a la liga, algo que actualmente parece remoto e improbable. La tercera, organizarnos de la única forma rápida que podemos, por ejemplo a través de las redes sociales, y amenazar con darnos de baja en las plataformas digitales en la campaña 2010-2011, que es donde les duele. Haciendo un cálculo rápido podemos restarles hasta catorce millones de euros de facturación anual. Todo esto, claro está, suponiendo que nos mantengamos en primera.

Por último podemos aficionarnos a la ópera, como mi padre, y rezar para que a algún iluminado no le dé por comprar los derechos para retransmitirla en Australia en directo, a nuestras cuatro de la madrugada.

Ricardo Tavío Gallo

 

Exposición de Puticlub Visual

Nino me envía esta invitación a la inauguración de una exposición de los componentes de Puticlub Visual. Allí estaremos. Dejamos la imagen para su difusión.

 

¿Como ir de repente a Kagar?

En Alemania todo es posible, como ir de repente a Kagar:




Vía Gustavo Medina

 

Despertar al Oso Panda Dormido



Este artículo fue publicado en la edición impresa y digital de La Opinión de Tenerife el 19 de enero de 2010. La imagen que la ilustra es de Óscar González, Nino.

Google amenaza con abandonar China tras sufrir un presunto ataque de espionaje industrial. ¿Quién necesita más a quién?

Como sabrá el lector, hace algunos años, un buen número de compañías de todo tipo de sectores y nacionalidades comenzaron a operar en China. Las negociaciones no fueron fáciles y la presión para hacer negocios con el país comunista muy grande, lo que llevó a modificar el refranero español y adaptarlo a los tiempos, del Poner una pica en Flandes al Fundar sede en Pekín.

El gigante asiático celebra olimpiadas y manufactura para todo el planeta, pero sigue entendiendo que los derechos humanos son como la lista de la compra que cuelga en mi nevera, ya la hará algún día. Realmente eso es lo de menos si desde nuestro púlpito occidental podemos tener acceso a sus esclavistas costes de mano de obra y a su mercado de cientos de millones de consumidores. La gran coartada es que el sistema de mercado les empujará tarde o temprano a la apertura mundial y a la democracia. De momento el único empujón conocido es el que le dan al Tíbet cada vez que les viene en gana.

Entre las empresas de tecnología pioneras en instalarse en Pekín, se encuentran algunas de las más conocidas de Internet (Google, Yahoo, Microsoft…) a las que el gobierno chino, celoso de lo que cuchicheen sus gobernados, puso serias cortapisas en sus buscadores. La llamada Great Firewall censura los resultados perniciosos para los ciudadanos, y sobre todo fomenta la autocensura como método idóneo de control. Como decía en una reciente entrevista el gran sociólogo Manuel Castells, "Internet es una plataforma libre y muy difícil de controlar. Pero los usos de la libertad no dependen de Internet".

La semana pasada Google amenazó con marcharse de China. La razón es un presunto incidente de espionaje industrial, supuestamente perpetrado por el propio gobierno chino para conocer las estratagemas de los activistas locales, empeñados en defender los derechos humanos. ¡Qué manía! Convendrán conmigo en que, desde luego, el espionaje ya no es lo que era. Los gusanos, troyanos y backdoors no pueden competir con los personajes de las novelas de Graham Greene. Se ha perdido el estilo hasta para espiar. ¿Puede un gusano vestirse de gabardina o alabear su sombrero de fieltro?

Es difícil tener una opinión propia sobre si el ultimátum de Google representa una maniobra de marketing perfecta, enmascarada de defensa de los derechos humanos, o una cruzada valiente en pos de la transparencia. Ejemplos de empresas que han desarrollado maniobras de distracción para alcanzar metas ocultas para la opinión pública tenemos a miles. Pero Google no es precisamente una empresa cualquiera, aunque tenga accionistas como todas y tenga que rendir cuentas ante ellos. No es habitual que una empresa que cotiza en bolsa trate de incomodar a un Gobierno. El tiempo nos dirá si se trata de otra patraña mercantilista o de un gesto de valentía y responsabilidad.

Como dijo el propio Greene "La humanidad avanza gracias no solo a los potentes empujones de sus grandes hombres, sino también a los modestos impulsos de cada hombre responsable." Que los activistas chinos son hombres responsables está muy claro, que Google termine por ser un gran hombre tendrá todavía que demostrarlo.

Ricardo Tavío Gallo

 

Search