Monday disease y comercio de plantas


Cuando uno está muy mal de lo suyo, cuando no puede afrontar los vagos trazos de la oficina despertando, cuando el amanecer se le echa encima como el lazo del vaquero sobre al bisonte de Altamira, y se insiste en ese anacronismo llamado mañana de lunes para justificar la densidad del aire, entonces aparece el fantasma de un nuevo negocio: la privatización de plantas. No industriales. La privatización de plantas vivas. Las de su casa. Venda la propiedad de su planta y comercie con el oxigeno que esta genera. Por una ligera inversión en agua puede ganar suculentas rentas por el oxigeno generado. Al parecer a FON ya se le ocurrió esto pero no quiere reconocerlo. Admítelo, eres un genio de los negocios.

 

posted by Napi_Di_Loop, El lobo bueno on 6:21 p. m.

Search