Cuando el crítico olvida el arte


Hay menos de 2 descargas en marcha en mi parrilla de μTorrent, pero eso no es óbice para que pierda media tarde viendo una sañuda crítica de un pomposo crítico sobre la Semana Internacional del Cine de Valladolid. Resulta que al crítico no le ha gustado la organización ni como ésta ha atendido a los medios. Seguramente tampoco le habrán gustado las medias noches del cocktail de apertura, aunque esto no lo reconoce abiertamente. Olvida tal vez que eso a los amantes del cine les importa poco. Digamos que el crítico ha decidido priorizar su evidente problema político con los organizadores, y supone que eso les interesará mucho más a sus lectores que su opinión sobre las películas que en el mismo se muestran. Digamos que la inversión en marketing o el olor a palomitas le resulta más noticiable que alguna alusión a alguna película. Tal vez acabe por hablar de cine en algún momento, pero hasta ahora solo habla de asistencia a las salas, del staff, los pasillos y demás detalles menudos. Malos tiempos, cuando los críticos hablan de política en lugar de arte, es que se han olvidado de este para siempre, me temo. Pero no diré su nombre para darle publicidad, único objetivo que persigue, al igual que los políticos y gestores a los que critíca.

 

posted by Napi_Di_Loop, El lobo bueno on 6:30 p. m. under ,,

Search